Seguridad Alimentaria

La seguridad alimentaria y nutricional (SAN) es uno de los desafíos globales para el siglo 21, y la red Global de Academias de Ciencias mediante sus cuatro redes regionales de academias, con financiamiento de la Academia Alemana de Ciencias-Leopoldina y el Ministerio de Educación del Gobierno Alemán, proyectó un libro sobre los desafíos y oportunidades en SAN para los próximos 50 años.

IANAS coordinó la publicación para la Región de las Américas, titulado y “Retos y oportunidades para la seguridad alimentaria y nutricional en las Américas: la visión de las Academias de Ciencias“, en diciembre 2017 en el cual ACFIMAN, presentó el capítulo “Seguridad alimentaria y nutricional en Venezuela. Secuestro agroalimentario de un país: visión y compromiso”, cuya responsabilidad recayó un amplio equipo multidisciplinario que incluyó universidades nacionales, institutos de investigación, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales (ONG). A pesar de los pocos datos  oficiales disponibles sobre producción, escasez, inflación, pobreza, datos epidemiológicos, de alimentación, nutricionales, de salud y mortalidad, la comunidad científica y académica, levantó información en las áreas que afectan la SAN. El panorama resultó desalentador.

En el capítulo se reseña que políticas de controles de precios, de cambio, restricciones de acceso a divisas, ausencia de inversión en infraestructura, fijación de precios por debajo de costos de producción, inseguridad jurídica y personal, afectaron la producción, la agroindustria, la investigación agrícola y formación de talentos.  Los programas de alimentos no se dirigen a la población más vulnerable, un consumo promedio de energía por debajo de los requerimientos, la distribución racionada de alimentos regulados y largas filas en expendios, la creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) para distribuir alimentos selectivamente, (discutida desde lo económico, nutricional, social y político). Los informes oficiales reportan disminución de la desnutrición infantil de 1990 a 2013, pero a 2016, ONGs revelan su aumento, con dimensiones humanitarias.

El punto focal por Venezuela ante IANAS lo representa la Dra. Mrisol Tapia.